Nota de prensa e imagenes del Mazda 3 compacto Mazda 3 5p

A las primeras imágenes del Mazda 3 compacto de cinco puertas le agregamos la información que la marca envió mediante una nota de prensa muy completa.

Ahora se conoce la gama completa de motores. En gasolina tendremos un motor 1.6 de 106 CV y un 2.0 de 150 CV. En diésel, 1.6 de 109 CV y el novedoso 2.2 CRTD que finalmente se ofrecerá en versiones de 140 y 185 CV.

Nota de Prensa

Un compacto deportivo que ofrece un placer de conducción extraordinario
Desde el lanzamiento de su primera generación, el Mazda3 introdujo un nivel de placer de conducción y una sensación de calidad absolutamente desconocidos en su segmento. Cinco años más tarde, se han vendido más de 1,8 millones de unidades y el Mazda3 ha ganado un total de 90 premios automovilísticos en todo el mundo. El nuevo Mazda3 está diseñado sobre las virtudes de la primera generación y refleja la creciente preocupación por el medio ambiente, la rápida expansión de la motorización y la mayor diversidad de criterios con la que el público valora los coches. Este modelo ha sido desarrollado mediante un esfuerzo conjunto de los equipos de I+D de Japón, EE.UU. y Europa, fruto del plan de desarrollo tecnológico de Mazda a largo plazo. Dicho plan, denominado “Zoom-Zoom Sostenible”, busca una armonía entre el placer de conducción, la seguridad y el respeto del medio ambiente. Como resultado, en el nuevo Mazda3 ha evolucionado el diseño y la elogiada conducción deportiva del modelo original. Además, el vehículo se sitúa entre los mejores en cuanto a seguridad y comportamiento medioambiental. El Director de Programa, Yoshiyuki Maeda, afirma: “Hemos tratado de crear una experiencia emocionante que puedan sentir directamente los conductores. Nos pusimos como meta una conducción dinámica que responda a las intenciones del conductor, y unas características medioambientales y de seguridad excelentes, que le proporcionaran orgullo y confianza. Para poder crear esta emoción en todos los elementos del vehículo hemos trabajado en la mejora de todos los aspectos de la calidad de conducción”.

Diseño: hereda la identidad ya consolidada del Mazda3 y la hace más expresiva
El concepto de diseño del nuevo Mazda3 fue “permanecer fieles a una identidad heredada y evolucionar el diseño para hacerlo más expresivo”. Aunque el nuevo modelo conserva algunas de las líneas dinámicas del modelo original, se buscó una expresión más rica para crear un diseño más emocional. El resultado es un diseño poderoso que acentúa el reconocimiento del valor exclusivo de Mazda.

Diseño exterior: estilo expresivo y emocional
Se ha creado una nueva y característica sección delantera a partir de la parrilla de cinco puntas y las aberturas exteriores delanteras. Estas claves de diseño se combinan con la geometría esculpida del capó y las líneas audaces y expresivas que lo conectan con los pilares delanteros. Todas las líneas parecen confluir en el centro, justamente por debajo de la parrilla de cinco puntas, lo que fortalece la expresión de potencia y dinamismo. Vista desde el lateral, la línea de los pasos de rueda delanteros se funde suavemente con la cintura del vehículo, identificándolo claramente como un Mazda y transmitiendo sensación de movimiento. La línea del estribo lateral se curva hacia arriba y parece conectar con el alerón trasero, para acentuar las dimensiones compactas del vehículo y expresar su agilidad. Con el fin de hacer más expresiva la silueta del coche, los diseñadores de Mazda alteraron ligeramente la profundidad del borde del capó, los pasos de rueda delanteros y la forma tridimensional de los voladizos de la carrocería, creando curvas que responden sutilmente a los cambios de la luz natural.

Visto desde atrás, el diseño resulta deportivo y musculoso. Las características más acusadas son los hombros y el diseño con confluencia en un punto central. Este concepto procede del Mazda3 original y se ha acentuado para ganar en expresividad. Todas las líneas de la parte trasera se concentran en el logotipo de la marca que, por supuesto, se sitúa en la parte central. El diseño espectacular del pilar C también es una herencia de la primera generación del Mazda3 y se ha hecho más llamativo. Esto ha sido posible gracias a la experiencia de Mazda en tecnología de estampación.

Diseño interior: sofisticado, deportivo y de alta calidad

El interior del nuevo Mazda3 es tan deportivo como refinado. El salpicadero parte del centro y se extiende hacia ambos lados con dinamismo, como si se flexionara una musculatura poderosa. La gran pantalla central y los mandos están dispuestos en torno al conductor, creando una agradable sensación de confort. El ángulo de la consola central se ajustó tras un análisis detallado del movimiento de la mano del conductor, produciendo un diseño más dinámico y elegante. La superficie suave y granulada de la parte superior del salpicadero, en combinación con las mínimas holguras existentes, realza la calidad del interior. El nuevo control interactivo de la iluminación acentúa la conexión del conductor con el vehículo.

Dinámica de conducción. La evolución hacia un carácter deportivo más sofisticado
El tema central para el desarrollo de las prestaciones dinámicas del nuevo Mazda3 fue el de una “conducción emocionante”. El objetivo es la satisfacción que produce un coche que actúa en perfecta coordinación con las intenciones del conductor. También puede describirse como la sensación de destreza que el conductor percibe cuando puede manejar el coche con facilidad y hacer que éste responda exactamente a sus deseos. Así las cosas, el equipo de desarrollo no podía conformarse con añadir pequeños cambios a los ya altos niveles de prestaciones y rigidez de la carrocería. Todo lo contrario, se hizo un esfuerzo máximo por eliminar por completo todos los aspectos negativos, desde el ruido del motor en la carrocería hasta el sonido de rodadura. Al mismo tiempo, se conservaron todos los aspectos positivos, como el sonido del motor, la sensación de aceleración, la calidad de la respuesta y el control del freno o la sensación de agarre a la carretera.

Motores para todos los gustos
Los motores combinan la clásica experiencia de conducción Zoom-Zoom de Mazda con un comportamiento medioambiental excelente, para proporcionar una experiencia realmente emocionante. Todos ellos transmiten la cantidad justa de fuerza G, exactamente en línea con la aceleración real del vehículo. Este comportamiento proporciona una experiencia más refinada de compenetración entre el coche y su conductor. La nueva gama está pensada a la medida de los clientes europeos e incluye el recientemente desarrollado motor 2,2 litros turbodiésel, procedente del nuevo Mazda6, además de los propulsores gasolina de 1.6 litros y 2.0 litros y el turbodiésel CRTD de 1,6 litros. Este último es un diésel muy limpio, de altas prestaciones, con un desarrollo de potencia, economía de consumo y rumorosidad que se sitúa entre los mejores del segmento. El motor turbodiésel de 2,2 litros se ofrecerá en dos variantes, una con 185 CV (136 kW) y 400 Nm de par de 1800 a 3000 rpm, y otra de 150 CV (110 kW), que genera 360 Nm de par máximo entre 1800 y 2600 rpm. Ambas versiones tienen unos excelentes niveles de emisiones, cumplen la norma Euro 5 y poseen un filtro de partículas diésel (DPF) con tecnología exclusiva Mazda y regeneración de alta eficiencia. El consumo de combustible también ha mejorado sustancialmente, reduciéndose entre un 7 y un 10% en comparación con el motor 2.0 l. CRTD del modelo anterior. Las versiones de 185 CV y 150 CV consumen 5,4 y 5,6 l/100 km, respectivamente.

Catalizador con nanotecnología simple
El catalizador del motor 2,0 litros de gasolina es el primero del mundo con nanotecnología simple que se integra en un automóvil. La nanotecnología simple permite crear estructuras de materiales más pequeñas que la nanotecnología. Ésta se emplea para incrustar partículas individuales de metales preciosos, que miden menos de 5 nanómetros de diámetro, en el material de base del catalizador. Este nuevo avance permite a Mazda reducir de un 70 a un 90% el empleo de metales preciosos costosos, como el platino y el paladio, sin afectar al funcionamiento del catalizador. El catalizador es una parte importante de los esfuerzos de Mazda para reducir la dependencia de recursos limitados.

Dirección asistida, suspensión y sistemas de freno
Para ofrecer un equilibrio perfecto entre consumos ajustados, suavidad del volante y sensación de estabilidad, todas las versiones del nuevo Mazda3 disponen de un Sistema de Dirección Asistida Electrohidráulica (EHPAS), que ha recibido muy buenas críticas en el actual Mazda3. La suspensión está basada en el sistema del Mazda3 actual, y se ha perfeccionado para garantizar una respuesta aún más ágil a los movimientos del volante y también para mejorar el control de rodadura y mantener una marcha más uniforme, reforzando la amortiguación de la suspensión. En el sistema de frenos se ha ajustado el servofreno de vacío y se ha optimizado el tacto inicial del freno. El resultado general es una respuesta sobresaliente y un comportamiento lineal en cualquier situación de frenada.

Carrocería de alta rigidez
El objetivo básico de desarrollo de la carrocería del nuevo Mazda3 fue la mejora general de la rigidez de la carrocería y su equilibrio. Por supuesto, se deseaba garantizar que absorbiera con firmeza la fuerza de reacción de los amortiguadores. Con esta idea en mente, se prestó especial atención al refuerzo de la zona próxima a los elementos de montaje de la suspensión delantera y trasera, así como a las uniones de las esquinas, que soportan grandes tensiones. Para reforzar las uniones de las torretas de la suspensión delantera y trasera se utilizó un adhesivo estructural y se empleó soldadura por puntos que han permitido reforzar las uniones de la zona de apertura de las puertas. Como resultado, la carrocería ha mejorado sustancialmente en rigidez e histéresis (el grado de deformación debida a la aplicación repetida de cargas de torsión).

La aerodinámica de un líder
Con el objeto de controlar de forma óptima la circulación del aire se adoptó una nueva metodología, denominada “gestión del flujo de aire”. Los diseños convencionales de automóviles generan una fuerte resistencia del aire que afecta negativamente a la aerodinámica. Sin embargo, en el nuevo Mazda3 no penetra un exceso de aire, con lo que se reduce la resistencia total. Un ejemplo concreto son las aberturas de las parrillas superior e inferior. En ellas, la presión de impacto (presión del viento) se concentra de una forma que facilita la admisión de aire y su circulación para refrigerar el motor. Asimismo, se han rediseñado los voladizos delanteros de la estructura superior de la carrocería y se han añadido deflectores redondos en los neumáticos delanteros para controlar mejor el flujo de aire por los flancos del vehículo. Como resultado, el coeficiente aerodinámico del modelo europeo de 5 y 4 puertas es de 0,30 y 0,28, respectivamente, lo que les sitúa entre los mejores del segmento. Evidentemente, estas medidas han ayudado a alcanzar niveles de primera clase en reducción del ruido de viento, estabilidad a alta velocidad y economía de consumo.

Ambiente interior: la sensación de ser uno con el coche
A bordo del nuevo Mazda3, una nueva interfaz hombre-máquina contribuye a esa sensación tan importante de compenetración con el coche. El interior del habitáculo se ha diseñado para que el conductor pueda concentrarse en la conducción, pero también para que aprecie la calidad tanto en el diseño como en los materiales utilizados.

Un habitáculo deportivo que completa la belleza funcional
El nuevo método de “distribución por zonas” procura mejorar la visibilidad y ofrecer unos controles más intuitivos que proporcionen “compenetración entre el coche y el conductor” y “una agradable sensación de confianza que relaja al conductor y le permite concentrarse en la conducción”. En primer lugar, el equipo de desarrollo del Mazda3 integró la pantalla de información y optimizó su ubicación. Con ello, la información que el conductor precisa mientras conduce se encuentra disponible con un movimiento mínimo de ojos. A continuación, los ingenieros situaron todos los mandos e interruptores en una única “zona” más próxima a las manos del conductor. Al situar los mandos y la pantalla de información en zonas separadas, el conductor queda más libre para concentrarse en la conducción.

Pantalla multifuncional (MID)

Mazda ha desarrollado una pantalla multifunción (MID) basada en el concepto de distribución por zonas. La pantalla muestra claramente la información de todo el equipamiento que se necesita para conducir: ordenador de a bordo, equipo de sonido y GPS compacto (en función del acabado). Estos elementos pueden manejarse fácilmente por medio de controles montados en el volante.

Asientos con mejor ajuste, mayor apoyo y más funcionales
Los laterales de los asientos delanteros son ahora 20 mm mayores que en el Mazda3 de primera generación, lo que les permite ofrecer una mejor sujeción y una mejor adaptación a las piernas. Los respaldos también han crecido 35mm, mejorando sus características de apoyo. Además, el nuevo Mazda3 puede incorporar asientos deportivos (en función del acabado).

Nuevas funciones de bienvenida
El control interactivo de la iluminación es un anticipo de la experiencia de conducción Zoom-Zoom. Por ejemplo, cuando el conductor abre el coche, las luces del habitáculo y de los tiradores de las puertas se iluminan en secuencia, al igual que los indicadores y la pantalla central, para dar la bienvenida al conductor y a los pasajeros (en función del acabado). La iluminación responde también cuando el conductor acciona los controles, reforzando la comunicación interactiva entre coche y conductor.

Reducción sustancial del ruido del viento y de la carretera
Para proporcionar una marcha más silenciosa y placentera se han hecho muchas mejoras a la rigidez estructural y a la rumorosidad de la cadena cinemática. Por ejemplo, se ha rebajado el ruido de alta frecuencia que a veces se escucha al decelerar, al tiempo que se lograba un sonido más deportivo del motor. El aumento de la rigidez de los componentes y uniones también ha contribuido a una marcha más silenciosa, lo que sitúa al Mazda3 entre los líderes de su segmento. El nivel de presión sonora asociado al ruido de rodadura se ha recortado entre un 6 y un 11% con respecto al modelo anterior. Los ruidos aerodinámicos se han reducido en un 6%, hasta 59,0 dB a 100 km/h con un viento cruzado de 5 m/s: en definitiva, el nuevo Mazda3 es uno de los vehículos más silenciosos de su segmento.

Avances en seguridad y protección del medio ambiente
Seguridad
Además de mejorar las tecnologías de seguridad pasiva, Mazda ha perfeccionado el equipamiento de seguridad activa que permite reconocer y evitar los riesgos. Concretamente, el nuevo Mazda3 dispone de ABS, distribución de la fuerza de frenada (EBD), control de estabilidad (DSC) y luces adaptativas traseras y faros bixenón con sistema de iluminación delantera adaptativo pivotante (en función del acabado). Otros elementos son el Asistente de cambio de carril (LCA) y el testigo de presión de los neumáticos. Entre los sistemas de seguridad pasiva del nuevo modelo destaca ante todo el Sistema avanzado de distribución y absorción de la energía de impacto de Mazda, una tecnología propia de la marca que redunda en una carrocería sumamente rígida y segura. El Mazda3 también cuenta con reposacabezas activos en los asientos delanteros y ofrece de serie seis airbags. Todo ello sitúa al vehículo al nivel de las mejores calificaciones en pruebas de colisión de todo el mundo.

Respeto por el medio ambiente
El nuevo Mazda3 ofrece un excelente comportamiento medioambiental y se ajusta a las normas Euro 5 (excepto los modelos 1,6 gasolina y diésel). Esto ha sido posible gracias a innovaciones como el nuevo motor 2,2 litros diésel, a un control optimizado del motor, al sistema de dirección asistida electrohidráulica (EHPAS) de Mazda, a una aerodinámica extraordinaria y a la estrategia de reducción del peso. La versión de 150 CV del 2,2 litros es aproximadamente un 10% más eficiente que el motor 2,0 litros CRTD de la primera generación del Mazda3.

Esfuerzos en reciclabilidad
Mazda ha alcanzado índices de reciclabilidad superiores al 90%. Desde 2005, Mazda se convirtió también en el primer fabricante de automóviles en llevar a la práctica el reciclado del material de los paragolpes dañados. Además, se ha eliminado por completo el uso de plomo, cromo hexavalente, cadmio y mercurio, con la excepción de las piezas exentas. Mazda ha sido un pionero de la industria del motor al adoptar un nuevo compuesto de sellado con bajo contenido en compuestos orgánicos volátiles, que reduce las emisiones de tolueno a menos de la décima parte que los sellantes convencionales. Además, todos los centros de producción de Mazda en Japón cuentan con certificación ISO 14001.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *