Volkswagen Golf R , toda la potencia para el alemán

El Golf R es la variante más potente de la gama Golf. Tiene 300 caballos, 29 más que el Golf R anterior, del que todavía se vende la variante descapotable. La tracción es en las cuatro ruedas. Está disponible con carrocería de tres y cinco puertas, y su precio de partida es 39230 euros si se elige con cambio manual de marchas y 41410 euros si se opta por el automático de doble embrague (DSG).
vw_golf_r_01

Es el modelo más asequible entre los turismos que tienen potencia parecida y tracción en las cuatro ruedas. El Audi S3, con el mismo motor, está en venta desde 43 000 euros y el Subaru WRX STI, también de 300 CV, cuesta 44 900 euros. Un BMW M135ixDrive de 320 caballos está en venta desde 48 500 euros.

Para quien no necesite 300 CV ni tracción total, una alternativa es el Golf GTI. Éste es más silencioso, aísla mejor a los ocupantes del estado del piso, rueda con más suavidad y se maneja mejor en ciudad porque necesita menos espacio para maniobrar: en ocasiones, con el Volkswagen Golf R hay que hacer una maniobra más que con el Golf GTI para aparcar o para circular en garajes pequeños.vw_golf_r_02Es posible distinguir la versión R del resto de los Golf por la cuádruple salida de escape, los paragolpes específicos, las luces diurnas, los pilotos oscurecidos, los logotipos R y las llantas de 18” modelo Cádiz. Además hay un color de carrocería exclusivo azul llamado «Lapis Blue Metallic».

vw_golf_r_03

Los asientos están tapizados de tela y de Alcantara. Opcionalmente se puede elegir una tapicería de cuero con una decoración específica. Otra de las cosas que cambian en el Golf R es la instrumentación. El velocímetro está ajustado hasta 320 km/h y la escala no es constante, la primera mitad del círculo del velocímetro indica hasta 100 kilómetros por hora. A partir de 100 km/h los saltos en la escala son tan grandes que cuesta un poco saber a la velocidad a la que se circula.vw_golf_r_06El control de estabilidad del Volkswagen Golf R tiene dos ajustes posibles y también es posible desconectarlo por completo.

Se puede elegir con una suspensión normal o una de dureza variable llamada DCC con tres programas a elegir por el conductor. Es una suspensión correcta para un coche que no es de concepción radical pero con matices. Sería aún mejor si tuviera más capacidad para absorber aquellas irregularidades que producen un movimiento muy rápido y corto en las ruedas. Este tipo de irregularidades son, por ejemplo, un cambio de asfalto, un roto en la carretera o una banda reductora de velocidad.vw_golf_r_07

La dirección tiene una cremallera de paso variable, así resulta más directa cuando hay que girar mucho el volante y está más desmultiplicada cuando hay que girarlo poco. De este modo, al maniobrar o tomar curvas muy cerradas, hay que moverlo menos. Entre topes, la dirección del R tiene 2,1 vueltas, frente a las 2,75 de un Golf normal. Su accionamiento es firme, pero no duro.

Junto a la facilidad de conducción, otro punto fuerte del Volkswagen Golf R es su motor. Está lleno de fuerza desde poco después del régimen de ralentí y sube de régimen con mucha facilidad hasta unas 6700 rpm. Como otros motores del Grupo Volkswagen con la denominación «TSI», no hay un retraso perceptible entre que se pisa el acelerador y el motor comienza a entregar mucha fuerza». Es decir, es un motor que da la impresión de que siempre tiene mucha potencia y que está disponible de forma casi instantánea.vw_golf_r_05

El motor es de 1998 cm³ de cilindrada y sobrealimentado. Tiene cuatro cilindros y ocho inyectores, cada cilindro recibe la gasolina de dos inyectores, uno colocado en la cámara y otro en la admisión. La inyección directa se utiliza en el arranque y a cargas elevadas; la indirecta en carga parcial. Este motor deriva del que tiene el Golf GTI, al que se le han modificado la culata, pistones, turbocompresor y las válvulas de alta presión de los inyectores.vw_golf_r_04

La tracción es en las cuatro ruedas, mediante un embrague multidisco de tipo «Haldex» para acoplar el giro de las ruedas traseras a las delanteras. Volkswagen denomina a este sistema Haldex de quinta generación. El Golf R no tiene el diferencial mecánico autoblocante que hay en el eje delantero en la versión «Performance» del Golf GTI. Sí tiene un sistema electrónico llamado «XDS+» que frena imperceptiblemente las ruedas interiores al tomar curvas a velocidad elevada. Este sistema dice Volkswagen que actúa incluso si no se está acelerando para ayudar a seguir la trayectoria marcada con el volante. A diferencia de cualquier otra versión del Golf, el control de estabilidad del R es desconectable por completo para usar el coche en circuito.DB2014AU00092

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *