Toyota terminó con el misterio y presentó el nuevo RAV4

La cuarta generación del todoterreno está lista y es una de las novedades del Salón de Los Ángeles. El diseño se modificó y es más grande, ancho y bajo


Después de pequeños anticipos, la japonesa Toyota presentó uno de sus modelos más emblemáticos, el SUV RAV4 que será comercializado a partir de 2013.

Se trata de una versión que fue totalmente modificada, tanto por dentro como por fuera, al igual que en su motorización.

El RAV4 es ahora más ancho, bajo y de mayores dimensiones, ya que se extendió hasta los 4,57 metros.

La distancia entre ejes, de 2,66 metros, también crece en relación a la generación precedente para garantizar una mejor habitabilidad en las plazas posteriores. Este superior tamaño también queda patente en la capacidad del baúl, que contando con el hueco disponible bajo el falso suelo alcanza los 547 litros.

Uno de los cambios más notables, aunque de menor importancia, es que la rueda de auxilio ya no va colgada en el portón como en algunas versiones del anterior y al menos por ahora Toyota no ofrecerá esta posibilidad.

En cuanto a la motorización, mientras que en Estados Unidos desaparecerá el motor V6, en Europa se ofrecerá a partir del segundo trimestre de 2013 con motor naftero de dos litros y 150 CV, más otras dos versiones diésel.

El más pequeño es totalmente nuevo y con dos litros de cilindrada desarrolla 120 CV de potencia. Por encima quedará situado el conocido 2,2 litros de 150 CV.

Todos ellos estarán asociados al cambio manual de seis velocidades, siendo en opción para los dos más potentes uno automático.

Al igual que en el modelo actual, el nuevo RAV4 se podrá elegir en versiones con tracción 2WD y 4WD. Lo más interesante es que estrena el sistema denominado «Integrated Dynamic Drive System» que modifica las leyes de funcionamiento de la dirección, acelerador, tracción total, control de estabilidad y cambio.

Se pueden seleccionar tres programas diferentes: normal, Sport y ECO. Este dispositivo estará disponible también en las versiones con tracción 2WD.

Tanto por calidad como por posibilidades de equipamiento, Toyota afirma que el nuevo RAV4 es muy superior.

En tecnología, entre los elementos que antes no estaban disponibles, se destacan el asistente de cambio de carril involuntario, el SmartBeam (Automatic High Beam en Toyota), detector de objetos en el ángulo muerto del retrovisor (Blind Spot Monitor) y control de descensos, tal como describe AutoBlog España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *