El autobús de Londres del futuro

Hace unos días se informaron los resultados del concurso New Bus for London, que la empresa de transportes de Londres organizaba para escoger el futuro diseño del emblemático autobús rojo de dos plantas, uno de los iconos más representativos de la ciudad.

El autobús de Londres del futuro

En primer puesto se lo llevaba el estudio del arquitecto Norman Foster junto a los diseñadores de Aston Martin, y en el segundo escalón encontrábamos una propuesta española de la mano de Miñarro García, Héctor Serrano Studio y Javier Esteban.

El autobús de Londres del futuro

El autobús de Londres del futuro

Han querido combinar el espíritu del clásico AEC Routemaster con las innovaciones actuales en transporte, una apuesta segura en el diseño de coches, como muestra el éxito del Mini o el Fiat 500.

El autobús contaría con un motor diésel híbrido, colocado en una posición alejada de la plataforma donde viajan los pasajeros, y no habría conexiones mecánicas en contacto con la plataforma, para evitar así vibraciones, ruido y calor en el habitáculo.

El autobús de Londres del futuro

Las baterías estarían estratégicamente colocadas debajo de las escaleras, aprovechando así el espacio. También cuenta con un panel solar para recargar las baterías, además del frenado regenerativo.

Se trata de un autobús más corto que los modelos actuales, que resulta más eficiente, menos intrusivo en la ciudad y más manejable al tener un radio de giro más pequeño.

El autobús de Londres del futuro

Al igual que el ganador, también contemplan la posibilidad de mostrar anuncios con movimiento en un display LED situado en el exterior.

En el aspecto de seguridad, aportan una interesante solución para evitar accidentes mientras subimos o bajamos: una luz roja se enciende en el escalón segundos antes de que el autobús se ponga en movimiento, y la luz se pone verde cuando podemos subir o bajar con seguridad.

El autobús de Londres del futuro

Respecto a esto, sus asientos son “colgantes”, lo que además de ser más fáciles de limpiar también permiten detectar las famosas “mochilas desatendidas”, una auténtica paranoia del transporte público londinense.

La escalera está situada del lado que está tapado en la parte trasera, para evitar así posibles caídas.

El autobús de Londres del futuro

El autobús de Londres del futuro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *