El BMW Serie 7 cumple 30 años

Ya pasaron 30 años desde que la serie 7 de la casa alemana BMW vio la luz. En base a al tecnológica del BMW Serie 6 Coupé, lanzado en 1976 con una línea obra del jefe de diseño de BMW Paul Bracq, BMW consiguió crear un auto mas amplio que su predecesor, pero que además mantenía las características dinámicas que distinguen a la marca.

El BMW Serie 7 cumple 30 años

El BMW Serie 7 cumple 30 años

Los ingenieros de BMW también llevaron a cabo modificaciones en el chasis y en el terreno de la seguridad. Entre las nuevas características se encontraban una suspensión delantera de doble articulación con columnas telescópicas, una dirección con distinto ángulo de salida y una suspensión que reducía el cabeceo al frenar. También contaba con un subchasis trasero de estructura cerrada, que ofrecía una mayor rigidez y una mejor protección contra la corrosión. Al igual que otros coches de la gama BMW, los modelos de la Serie 7 equipaban una barra antivuelco central que, en combinación con todos los refuerzos del techo y los resistentes pilares centrales, creaba una gran estructura de seguridad integrada para asegurar la supervivencia de los ocupantes incluso en impactos extremos.

El BMW Serie 7 cumple 30 años

Al principio, los clientes podían elegir entre tres modelos: el 2.8 litros, el 3.0 litros y el 3.2 litros con 170, 184 y 197 CV, respectivamente. Los precios en Alemania comenzaban en 29300 DM (Marcos Alemanes) para el BMW 728 y en 33600 DM para el 730. Para comprar el más alto de la gama, el 733i, había que desembolsar 5000 DM más.

El BMW Serie 7 cumple 30 años

El BMW Serie 7 cumple 30 años

Incluso el BMW 728 podía presumir de un equipamiento de serie que incluía dirección de asistencia variable con la velocidad, un sistema de frenos de doble circuito en diagonal, discos de freno delanteros autoventilados, un nuevo servofreno hidráulico, parabrisas laminado, columna de dirección ajustable, un asiento regulable en altura y un espejo exterior con regulación eléctrica. El sistema Check/Control del BMW 730 incluía una unidad de control electrónico que comprobaba los niveles de aceite, líquido de frenos, líquido refrigerante y líquido limpiaparabrisas, así como el funcionamiento de las luces de frenos y las de posición traseras y hasta el espesor de las pastillas de freno. Pero el 733i, que era el tope de la gama, ofrecía además, sistema de inyección electrónica Bosch, encendido electrónico, cierre centralizado y volante forrado en cuero.

El BMW Serie 7 cumple 30 años

El BMW Serie 7 cumple 30 años

Además de todos estos elementos, existía una larga lista de equipamiento opcional para que los clientes puedan configurar el BMW Serie 7 a su gusto. Entre estas opciones se encontraba una transmisión automática, un sistema de lavafaros, aire acondicionado, alzacristales eléctricos, suspensión autonivelante, pintura metalizada y asientos ajustables eléctricamente en la parte trasera. La gama de equipamiento especial se complementaba con algunos accesorios deportivos como un diferencial autoblocante, llantas de aleación, y mas.

El BMW Serie 7 cumple 30 años

Noticias Relacionadas

El BMW de Formula 1 vs el nuevo M5

BMW, cumple 90 años

BMW 330i con modificaciones de Kelleners Sport


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *