General Motors y Magna alcanzan un acuerdo tentativo sobre la venta de Opel

Magna inyectará entre 500 y 700 millones de euros para coronar el acuerdo por la compañia europea. En Alemania, donde no se cerrarán plantas, habrá 2.500 despidos, aproximadamente el 10% de la plantilla. General Motors seguirá teniendo el 35% de Opel, mientras que los trabajadores serán propietarios del 10% del fabricante. Sberbank y GAZ apoyan la propuesta de Magna, esperando que Opel consiga hacerse en un futuro con el 20% del mercado ruso.

Opel comienza a ver la luz al final del túnel al conocerse que Magna y General Motors han limado sus asperezas para alcanzar finalmente un acuerdo tentativo. El pacto, cuyos detalles se desconocen por el momento, haría posible la adquisición de Opel por el fabricante de componentes austriaco-canadiense y su socio ruso Sberbank, que aportaría la mayor parte del capital. Parece por tanto que Fiat simplemente se retira de la carrera, sabedora de que ya no tiene nada que hacer.

Es necesario señalar que todavía no estamos hablando de un acuerdo definitivo, y por tanto existe el riesgo de que se vuelvan a romper las negociaciones en el último momento.

Lo que está claro es que el gobierno alemán anunciará dentro de poco su postura oficial, posiblemente hoy mismo tras reunirse los representantes de ambas empresas con Angela Merkel. La canciller alemana ya comunicó su intención de apoyar económicamente a Opel, pero para eso, era imprescindible que se separara de General Motors, a fin de evitar que el dinero de los contribuyentes fuera a parar a los acreedores de General Motors.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *