Nuevo sistema start-stop, esta vez presentado por Mazda

De la misma manera que Fiat nos mostró sus sistema para ahorrar combustible, esta vez es Mazda
la que explica el funcionamiento de su sistema Start-Stop que, según ellos mismos, puede optimizar en
casi un 10% el combustible empleado y sin necesidad de un motor eléctrico. El Smart Idle Stop System
(sistema inteligente de corte de ralentí) o SISS utiliza inyección directa y la propia combustión para
arrancar de nuevo el motor sin necesidad de asistencia externa las otras soluciones.

Para ello, SISS congela los pistones en la posición adecuada para re-arrancar el motor, y después inyecta combustible en los cilindros, dejando que la potencia de la explosión reinicie el ciclo. Supuestamente la operación solo necesita 0,35 segundos; la mitad que los sistemas eléctricos utilizados por la competencia. Solo hay una pega: únicamente funciona con transmisiones automáticas.

Mazda comenzará a ofrecer vehículos con SISS a partir de 2009, aunque todavía permanece muda sobre los primeros modelos en recibir el sistema. Si quieres leer una descripción técnica más completa (y mejor, para qué negarlo), te dejamos un extracto del último comunicado a continuación.

El sistema inteligente de corte de ralentí (SISS)

Un enfoque único para un mejor comportamiento medioambiental

  • La combinación de SISS e inyección directa reduce el consumo de combustible hasta un 9%
  • Arranque más rápido y silencioso
  • Consume menos energía eléctrica en el arranque

Mazda ha anunciado en su plan «Zoom-Zoom sostenible» su objetivo de ofrecer a sus clientes placer de conducción unido a prestaciones medioambientales y de seguridad de primer orden. El próximo hito tecnológico para los motores de gasolina Mazda será la introducción a lo largo de 2009 de la versión de serie de su sistema de corte de ralentí.

Un método único
Mazda ha desarrollado el único sistema de corte de ralentí del mundo que vuelve a arrancar el motor inyectando combustible directamente en el cilindro cuando el motor está parado y encendiéndolo para forzar la bajada del pistón. Este motor con inyección directa y SISS favorece un arranque rápido y silencioso así como una mejora en el ahorro de combustible de hasta el 9% (combinado). Como reflejo de la capacidad y flexibilidad del Departamento de I+D de Mazda para desarrollar tecnologías alternativas respetuosas con el medio ambiente, este sistema se implantará inicialmente en Japón y Europa, extendiéndose después a todo el mercado mundial.

Muchas veces, los conductores dejan el motor al ralentí cuando están parados delante de un semáforo o en un atasco en zonas urbanas. Sin embargo, parar el motor en estas situaciones reduce el consumo de combustible y las emisiones de CO2. El sistema de corte del ralentí ahorra combustible porque apaga automáticamente el motor cuando el conductor detiene el vehículo y vuelve a arrancarlo automáticamente cuando el conductor puede avanzar de nuevo.

El sistema de corte del ralentí de Mazda inyecta combustible directamente en los cilindros del motor cuando éste está parado y lo enciende para crear fuerza descendente en los pistones, con lo que el motor empieza a girar de nuevo. Este sistema no sólo ahorra combustible, sino que además arranca el motor de forma más rápida y silenciosa que un sistema de corte del ralentí convencional.

Para alcanzar un equilibrio perfecto entre ahorrar combustible parando el motor y minimizar el tiempo de reinicio del motor, Mazda decidió utilizar un nuevo método de arranque: se emplea un motor eléctrico sólo en la primera etapa del reinicio, además de la potencia de combustión. Hay que insistir en que Mazda utiliza este motor eléctrico únicamente como apoyo en el proceso de reencendido.

Tras probar exhaustivamente el sistema, Mazda decidió trabajar también con un motor eléctrico extra de apoyo para maximizar el ahorro de combustible. Hay varias razones para esto: para volver a arrancar el motor sin utilizar un motor eléctrico de apoyo no sólo es necesario controlar con exactitud las posiciones de los pistones cuando se para el motor, sino también retirar completamente los gases que quedan sin quemar de las cámaras de combustión. Esto exige hacer funcionar el motor durante un corto espacio de tiempo antes de detenerlo por completo; y equivale a malgastar una pequeña cantidad adicional combustible, lo cual puede tener un efecto adverso sobre la reducción del consumo.

El sistema SISS de Mazda reinicia el motor usando energía de combustión desde la primera etapa, y por tanto necesita tener un sistema de inyección directa. Actualmente en Mazda, el 2.0L DISI* es el único motor de su gama con inyección directa de aspiración atmosférica de la gama japonesa de motores y, por tanto, el sistema SISS se aplicará inicialmente a este motor.

Para poder arrancar de nuevo el motor en la situación anteriormente descrita, es imprescindible que los pistones se detengan en una posición que mantenga un equilibrio adecuado entre los volúmenes de aire. Por eso, el SISS controla de forma precisa las posiciones de los pistones cuando se detiene el motor.

Al arrancar de nuevo se identifican los cilindros que están en la carrera de combustión y se encienden con los pistones en la misma posición en la que estaban en el momento del corte de motor. Los sistemas convencionales identifican un cilindro para combustión un poco después de que el motor empiece a girar, pero el SISS es capaz de seleccionar un cilindro antes de que el motor vuelva a arrancar, porque las posiciones de los pistones se controlan al parar el motor. Esto permite al motor alcanzar rápidamente la velocidad de ralentí. La velocidad de reinicio es de 0,35 segundos (vehículo con transmisión automática), aproximadamente el doble que los sistemas de corte de ralentí convencionales.

Mazda tiene el convencimiento de que la inyección directa es un método eficaz para mejorar el consumo de combustible en los motores de combustión interna. Para usar el SISS con inyección directa sólo es necesario hacer modificaciones relativamente menores en el módulo de control del motor e instalar un sensor más sofisticado del ángulo del cigüeñal. Por consiguiente, este sistema ofrece un interesante potencial.

Fuente: Autoblog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *