Como será el Ford Fiesta que llegará a Argentina en 2011

A partir del 2011 la nueva generación del Fiesta llegará a Argentina. Pero como era de imaginar, tendrá algunas diferencias con el que se comercializa a partir de este año en Europa. Sin embargo, esta semana trascendieron las primeras fotos del nuevo Fiesta para todo el continente americano que mostraban las mismas.

En Ford tenían un problema para vender el nuevo Fiesta europeo en el continente americano: lo que ocurre es que el procedente de Europa, llegaría a los Estados Unidos con un precio que oscilaría entre los 20 mil y los 30 mil dólares. Es decir, quedaría en la misma franja que el sedán Fusion 2.5.

La marca del óvalo azul no tuvo dudas a la hora de buscar la solución: simplificó el auto. Esta misma versión de las fotos es la que será vendida en Estados Unidos a partir del año que viene y llegará al Mercosur en el 2011.

Primero vendrá el sedán, importado de México. Después, el hatchback será fabricado en la planta brasileña de Camaçari, junto al Fiesta actual, que recibirá el mismo visual del Figo indio el año que viene.

Olvídense del panel de instrumentos refinado del modelo europeo. La parte superior en goma y materiales blandos dejó lugar a un plástico rígido, mientras que las butacas de revestimientos en dos colores ahora son monocromáticos. Sólo las versiones tope de línea tendrán apliques cromados en la consola y en el volante, que también tiene un diseño algo diferente.

La versión básica vendrá con cambio manual, pero la gran parte de las ventas en Estados Unidos corresponderán al modelo con la nueva transmisión automática Powershift, con doble embrague y seis velocidades (aunque sin la opción de realizar cambios manuales desde el volante, por una cuestión de costos).

Es posible que la versión más cara del Fiesta Sedán que llegue al Mercosur venga con ese cambio. El motor será el Sigma 1.6 de 16 válvulas y 110 caballos, que debutó esta semana en Brasil con el Focus II producido en Pacheco.

Los cambios visuales se concentran en la parte delantera. El sedán recibió una parrilla cromada, al estilo de los Fusion y Edge, con un paragolpes seis centímetros más adelantado que el Fiesta europeo. En el hatchback, la parrilla quedó más delgada y la toma de aire en el paragolpes es más pequeña.

Las llantas son de 16 pulgadas y la dirección eléctrica fue reprogramada para dejar el volante más liviano. El Fiesta también recibió refuerzos en la estructura para atender a las leyes norteamericanas de protección contra impactos. Todos los modelos en Estados Unidos se ofrecerán con siete airbags.

La larga lista de equipamiento incluye intermitentes en los retrovisores, botón de arranque, techo corredizo, volante multifunción y sistema de audio con entrada para USB y Bluetooth. Los infaltables posavasos para el mercado norteamerticano también pueden ser iluminados con leds, de manera opcional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *