Orly Terranova presentó su Mitsubishi para correr el Rally Dakar 2010

El mendocino Orly Terranova volverá a ser en este Rally Dakar 2010 el único piloto argentino con chances de pelear por la punta. Luego de abandonar casi sobre la hora al equipo oficial BMW -con el que corrió durante gran parte del 2009- y llegó a un acuerdo con la empresa francesa que compró Ralliart, el ex preparador oficial Mitsubishi, para correr el Dakar con un Racing Lancer.

A pesar de que se retiró de los raids tras el Dakar 2009, Mitsubishi es la marca más ganadora en esta competencia: se impuso en doce ocasiones y, según se afirmó ayer por la tarde en La Mansión del hotel Four Seasons, con Terranova buscarán la victoria número trece. Su copiloto será el francés Pascal Maimon.

El equipo cuenta con el apoyo de Alfacar, representante oficial de Mitsubishi en la Argentina, quien también inscribió una pick-up L200 Sport para que la corra el multifacético Andrés Memi.

La principal novedad del Racing Lancer es que abandonó el motor turbodiesel V6 que utilizó en la pasada edición para montar un naftero que se estima más potente y confiable. Al compararlo con el BMW X3 X-Raid con el que corrió hasta hace pocos meses, Terranova aserguró que el nuevo auto es «más veloz, más estable, más potente y más cómodo».

«Tal vez parezca una frivolidad decir que un auto de carreras es cómodo, pero en una competencia como el Dakar, a partir del sexto día cualquier elemento de confort en el habitáculo es vital para poder mantener la concentración ante el esfuerzo», aseguró.

El evento de presentación contó con la presencia del piloto José María López y de su manager Felipe McGough. Por estos días, negocian contrarreloj el ingreso de «Pechito» a la Fórmula 1. En un gesto destacable, Terranova pidió en público que se le brinde todo el apoyo posible.

En las últimas horas, trascendió que se habrían complicado las negociaciones de Pechito al caerse uno de los principales sponsors, YPF, que se había comprometido a aportar dos millones de los diez que necesita López para subirse a un auto de la escudería USF1.

La sorpresiva marcha atrás de YPF se intentó vincular a un complejo entramado que vincularía a McGough y su amigo Marcelo Tinelli, con una orden que el Gobierno le habría dado a la petrolera para castigar al animador de televisión por sus recientes declaraciones por la inseguridad. Ayer en el Four Seasons, como era de esperar, ni McGough ni Pechito quisieron hablar sobre este tema. Al menos no en «on».

Fuente: argetninaAutoBlog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *