Revivimos las dos últimas vueltas del GP de Brasil

Un emotivo final se vivió en Interlagos. Mientras Felipe Massa llegaba en el primer puesto con su flamante Ferrari, el piloto de McLaren marchaba sexto y se quedaba sin título. Pero el inglés avanzó un puesto en la última media vuelta y alcanzó la gloria que se le había negado el año pasado.

El británico Lewis Hamilton se consagró ayer como el campeón más joven en la historia de la Fórmula 1 al quedar quinto en un emocionante Gran Premio de Brasil disputado en Sao Paulo. El brasileño Felipe Massa, su rival por el título, ganó la carrera, pero no pudo evitar el éxito de Hamilton, quien se llevó el mismo en los últimos metros al superar al alemán Timo Glock en la última frenada de la última curva de la carrera. El español Fernando Alonso (Renault) fue segundo, seguido por el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari).

El piloto de McLaren ganó el campeonato mundial con 23 años, nueve meses y 26 días, superando así a Alonso como el campeón más joven. Massa, hombre de Ferrari, vivió el momento más amargo de su carrera: desde boxes le gritaron «­campeón!», y los directivos y empleados de la escudería italiana comenzaron a festejar el título sin saber aún que Hamilton había avanzado del sexto al quinto puesto ante el retraso de Glock.

McLaren-Mercedes, consciente de ese dato, celebraba al mismo tiempo que Ferrari. Massa escuchó entre lágrimas el himno brasileño en el primer escalón del podio. Ferrari ganó el campeonato de constructores, al igual que en la temporada anterior. McLaren-Mercedes festejó su primer título de pilotos en nueve años, el último había sido ganado por el finlandés Mika Hakkinen en 1999.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *