Algunos de los mejores deportivos del mundo… al límite

El cuarto de milla, en el mundo del automóvil, bien podría ser una prueba con claro regusto norteamericano, como las hamburguesas en lo relativo a la gastronomía. Diversión y espectáculo rápido y directo en algo muy habitual por allá, las drag races en las que se mide el potencial de aceleración pura de dos o más vehículos. Cambiando de unidades, y volviendo al sistema métrico, por estas tierras no nos son desconocidos los datos de aceleración de 0 a 400 metros, en los que hay que recorrer 400 metros desde parado.

Sigue leyendo